miércoles, 12 de septiembre de 2007

De palabrería y demás memezes




Busca un espejo y mírate en él, no somos tan distintos. La relidad es, lo que pasa es que nosotros la dividimos, de forma útil pero arbitraria en YO y NO-YO pensando que son dos entidades distintas y separadas.

Pues bíen, no es así.

Imagina que vas paseando por un parque, es otoño, caen las hojas de los árboles. Alzas la mano, coges una, ocre, la arrancas y la dejas caer. Eso parece un acto voluntario. Un poco más adelante una hoja cae. Eso, en cambio, nos parece azaroso.

Creemos que el primer acto tiene que ver con nosotros y el segundo no. ¿por qué? Porque en el primer caso ha habido una decisión, pero como no hemos podido decidir tomar la decisión, ya que entonces hubiésemos tenido tb que decidir decidir tomar la decisión, y así hasta el infinito. Resulta que la decisión de hacer algo “ha caido” sobre nosotros como una hoja.


Ésta es una bonita reflexión de un...compañero

Lo que me pregunto yo es si es útil o no, porque a simple vista, no es más que una mamarachada.
Si intentamos llegar hasta las profundidades de la questión, nos dámos cuenta de que estávamos en lo cierto, que una pura obviedad narrada de tal manera que parece algún tipo de filosofía barata ...

Mi pregunta es la siguiente, q se consigue con eso?

Fama?
Prestigio?
Mujeres?
Dinero?
Trabajo?

No lo se, lo que si que se es que mucha gente lo hace de forma involuntaria, estos me caen bien, y otros lo hacen de forma voluntaria, estos me caen mal, ya que creen que nos pueden impresionar con sus palabras, unos charlatanes que viven para aparentar.

Los charlatanes, esos que tanto critícan y poco hacen... más que hablar parece que rebuznen, cómo los políticos, mucho hablar y poco hacer, son los dueños de la razón y aparentan seguridad pero a la hora de la verdad todo son excusas o amnesias.


La palabra fluye cómo un río y es tan facil de contaminar, embenenar cómo éste.


Cómo dice una canción de reincidentes...me fumo un cigarrillo, mejor si es mezclaillo q tengo la sangre normal.







Salut

1 comentarios:

Cikgu dijo...

La "filosofía barata" no es más que un oximorón. O es filosofía y en ese caso no puede ser barata, o es barata y no cabe que sea filosofía, sino mera palabrería digna de gente de baja catadura moral como aquel Sócrates. Hicieron bien los atenienses obligándole a beber la cicuta, lástima que no hiciera lo própio con su discípulo Platón...

XDD